NUESTRA CASA

Más de 150 años nos estuvo esperando. En Campanet, un pueblo en el centro de Mallorca, se encontraba Can Panxeta, un antiguo caserón habitado durante tres décadas por plantas y pájaros. A pesar de su apariencia de abandono supimos ver su potencial y pudimos sentir que habíamos encontrado nuestro lugar en el mundo. Allí vimos un futuro como familia y como emprendedores. No nos equivocamos. Como dicen en Mallorca, “poc a poc” hemos ido reconstruyendo la casa respetando su estructura principal: sus arcos, el comedero para los animales, los anchos muros de piedra… Lentamente fuimos descubriéndola para que su dinámica fluyera con nuestras necesidades… aquí la habitación, aquí la cocina, aquí el taller. Ya llevamos 7 años compartiendo el día a día en ella, nos ha visto crecer como familia, nos ha dado la calidad de vida y la paz que buscábamos, se ha convertido en nuestra casa-taller y principal punto de exposición de Foc i Fum.

FacebookPinterestDelicious